Así lo advirtió el Servicio Meteorológico Nacional. En Neuquén las ráfagas llegarían casi a los 80 kilómetros por hora.

Rige una alerta amarilla por viento en toda la provincia. En Neuquén las ráfagas podrían estar cerca de los 80 kilómetros por hora. El cielo estará mayormente nublado, pero no están previstas lluvias. La temperatura mínima será de 10 grados mientras que la máxima será de 18.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la alerta amarilla implica posibles fenómenos meteorológicos con capacidad de daño y riesgo de interrupción momentánea de actividades cotidianas. Habrá viento fuerte de más de 40 kilómetros por hora durante toda la jornada. Por la mañana estará mayormente nublado con una temperatura de 10 grados y ráfagas entre 60 y 69 kilómetros por hora. Por la tarde alcanzará la máxima de 18 grados con ráfagas entre 79 y 87 kilómetros por hora. Hacia la noche la temperatura descenderá a los 14 grados y las ráfagas estarán entre los 70 y 78 kilómetros por hora.

La Autoridad Interjurisdiccional de las Cuencas (AIC) pronosticó para hoy viento de moderado a fuerte del sudoeste de más de 70 kilómetros por hora, cielo parcial nublado, leve ascenso de la temperatura. A partir del miércoles mejoran las condiciones con tiempo bueno y templado el resto de la semana.

En la cordillera ingresará aire húmedo y frío e inestable con lluvias débiles en alta montaña, viento moderado con ráfagas fuertes de más de 80 kilómetros por hora del sudoeste. A partir del miércoles mejoran las condiciones, temperaturas en paulatino ascenso con cielo parcialmente nublado, el fin de semana tiempo bueno y soleado, probables heladas.

“Hemos comunicado en el día de ayer a las distintas defensas civiles de toda la provincia que tenemos durante la jornada de hoy – desde ayer en el Alto Valle- presencia de viento para que tomen los recaudos, sobre todo en circulación en ruta y que sobre las caídas de árboles y carteles”, sostuvo el subsecretario de Defensa Civil y Protección Ciudadana, Martín Giusti.