El Xeneize se impuso en la definición desde los 12 pasos. El arquero fue clave y cumplió con su predicción previa.

«Chiquito (Romero), cuando se juntaron en la charla, les dijo a los chicos que iba a atajar dos y lo hizo», reveló Jorge Almirón en conferncia de prensa tras la victoria de Boca por penales ante Nacional para avanzar a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

El entrenador confesó que el arquero tuvo esa premonición antes de empezar la definción desde los 12 pasos y la cumplió conteniendo el primer y tercer disparo.

Boca y Nacional empataron 2 a 2 y definieron la serie de octavos de final de la Copa Libertadoes en los penales, donde el Xeneize se impuso por 4 a 2 en la Bombonera. En la ida habían igualado sin tantos en Montevideo.

En la tanda decisiva, Zeballos aldenató al local y Romero contuvo el tiro de Juan Ramírez. En el segundo turno, Benedetto anotó para el elenco argentino y Diego Polenta para los uruguatos.

El tercer penal del Xeneize lo tomó Valentini y con una ejecución fuerte y al medio marcó el 3 a 1 parcial. Daniel Bocanegra se hizo cargo de la ejecución para Nacional, pero nuevamente Romero atajó. Pol Fernández tuvo en sus pies la clasificación, pateó fuerte y el remate se fue por encima del travesaño.

El cuarto ejecutor del visitante fue para un viejo conocido boquense, Emanuel Gigliotti, que clavó la pelota en un ángulo para descontar y sumarle dramatismo a la definición. Valentín Barco se hizo cargo del último penal para Boca y cambió su disparo por gol para asegurar la victoria y el pase a cuartos de final, donde espera por Racing o Atlético Nacional de Colombia.

El partido

Sufrió demasiado Boca. Tal vez, más de lo que hubiera merecido. Porque arrinconó a Nacional contra su arquero (Ichazo) y generó varias ocasiones para ganarlo en los 90. Se adelantó dos veces, pero dos veces el equipo uruguayo reaccionó.

A los 11 minutos, Barco armó el ataque de Boca para que Merentiel abriera el marcador tras un centro de Advincula, Era todo alegría en la Bombonera cuando cinco minutos después Trezza igualó de cabeza.

El local salió con todo en el complemento y a los dos minutos Advincula volvió a adelantar al Xeneize. El equipo de Almirón era mejor y tuvo chances para estirar la ventaja con Cavani, que erró un gol abajo del arco, Medina, que estrelló su remate en el travesaño, y Barco, que chocó contra el arquero rival.

Nacional no reaccionaba hasta que a los 75, en la única jugada de peligro del visitante en el segundo tiempo, Ramírez encontró la pelota en el área y empató.

Boca mostró rebeldía y fue por el triunfo con fútbol y el empuje de su gente, pero no le alcanzó y tuvo que ir a los penales para asegurar el pase a cuartos de final.