Luego de los intensos vientos y las lluvias, de a poco comienza a subir la temperatura dándole forma a la primavera.

La primavera que por calendario debería hacerse sentir casi que desapareció la última semana en toda la provincia del Neuquén, con incluso nevadas en la cordillera. Desde este viernes volverá a sentirse con más fuerza y podríamos empezar a apagar los calefactores próximamente.
El pronóstico del clima de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) anticipa este viernes una jornada con cielo parcialmente despejado y una temperatura máxima que rondará los 22 grados. Además, el viento apenas se hará sentir con ráfagas de hasta 25 kilómetros por hora y sin precipitaciones a la vista.

Ya mañana sábado, el calorcito volverá a hacerse sentir con una máxima de 29 grados centígrados y cielo despejado. Por lo pronto no se avizoran lluvias para los próximos días y las temperaturas rondarán con mínimas de 13 grados y máximas de 28/29 grados centígrados.

¿Habrá más nevadas de primavera?

Por ahora desde la AIC se pronostican algunas lluvias para la jornada de este viernes y una vez que finalicen comenzará a elevarse la temperatura en la zona cordillerana. Para este viernes el cielo estará cubierto con una máxima de 10 grados centígrados.