Hay muchos alimentos que se les puede dar a los perros ya que son muy beneficiosos para su salud. Aprendé cuáles son para cuidarlos como merecen.

La alimentación de las mascotas es fundamental para asegurar un buen desarrollo, por eso es crucial conocer que tipos de ingredientes se pueden agregar a su dieta e incluso cuáles a demás de ser ricos y sabrosos, son beneficiosos.

Muchas veces se cree que el alimento balanceado puede aburrir a las mascotas. Por eso, es común que, si sobra comida, sean ellos quienes la aprovechen. Pero es importante destacar que no todos los alimentos son aptos para los animales y algunos pueden interrumpir su sistema digestivo.

Qué alimentos puedo darle a mis mascotas

Según María VetiCan, una especialista que brinda contenido en TikTok, los cuatro alimentos esenciales son el huevo, el yogur, la zanahoria y las sardinas, todos en una medida ajustada al tamaño y el peso de cada animal. También, recomendó darles banana, pero en muy pequeñas cantidades por su alto contenido de azúcar.

Yogur

El yogur natural sin azúcar es una fuente de calcio, proteínas y bacterias probióticas beneficiosas para la salud digestiva de las mascotas. Puede ayudar a mantener un equilibrio saludable de bacterias intestinales y mejorar la función digestiva.

Sardinas

Las sardinas son ricas en ácidos grasos omega-3, que son importantes para la salud de la piel, el pelaje y el sistema cardiovascular de las mascotas.

Zanahorias

Las zanahorias son una excelente fuente de fibra dietética, vitaminas A y K, y antioxidantes. Además de promover la salud digestiva, pueden ayudar a mantener los dientes limpios gracias a su acción de limpieza natural.

Huevos

Son una gran fuente de proteínas de alta calidad y de nutrientes como la vitamina D, la colina y el hierro ya que son elementos beneficiosos para el desarrollo muscular, la salud del pelaje y la función cognitiva.

De todos modos, estos alimentos alimentos naturales pueden complementar la dieta de tu animal, pero no deben constituir la totalidad de su alimentación. Siempre es mejor consultar con el veterinario de cabecera para obtener recomendaciones específicas según las necesidades individuales de la mascota.